Divorcio en Texas

 

Texas permite el divorcio voluntario, así que las razones para divorciarse pueden variar ampliamente. El estado tiene un periodo de espera de 60 días para un divorcio. Además, ninguna parte puede volverse a casar 31 días después de que el decreto de divorcio finalice. Cuando se elige el divorcio voluntario, la pareja debe haber estado separada durante tres años o tener un matrimonio que sea irreparable debido a desacuerdos. Aún en los divorcios por demencia, prisión por delitos graves, adulterio, violencia doméstica o abandono, aplican ciertos límites de tiempo o periodos de espera de acuerdo al derecho estatal. Las personas que buscan divorciarse en Texas deben ser residentes del estado durante al menos seis meses y del condado durante los 90 días anteriores a la presentación.

 

Extraído con fines didácticos del siguiente sitio:

http://www.abogado.com/recursos/ley-de-familia/texas/

 

ESCRIBE UN COMENTARIO